Perro Bravo

GUATEMALA: ENRIQUECIMIENTO DE GOBERNANTES BAJO LA LUPA INTERNACIONAL


La reciente visita del Vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, trajo un mensaje muy claro para el gobierno de Otto Pérez Molina. Más allá de la introducción al llamado Plan Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte, el Gobierno de los Estados Unidos condicionó su cooperación con Guatemala a la permanencia de la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Una jugada de Washington que pone en jaque al gobierno de un partido político cuyas fuentes de financiamiento están bajo la lupa de dicha Comisión.

 

Para el gobierno de Estados Unidos y de otros países que mantienen fuertes proyectos de cooperación con el país, una de sus principales preocupaciones es que esos recursos no terminen por ser malversados y despilfarrados en los bolsillos rotos de la corrupción. No quieren, por ejemplo, que sus contribuciones terminen como las donaciones que hizo el gobierno de Taiwán Alfonso Portillo, ex presidente de Guatemala.

 

Sobre todo ha llamado la atención de la cooperación internacional el rápido crecimiento en las propiedades inmobiliarias de las principales figuras de gobierno. Casos que han sido más de una vez denunciados por los medios de comunicación locales y cuyos vínculos con los funcionarios involucrados ha sido comprobados.

 

A finales del segundo año de gobierno patriotista, en diciembre 2013, Iván Velásquez, a cargo de la Comisión Contra la Impunidad en Guatemala, anunció públicamente que la CICIG estaba “dispuesta a investigar a quiénes y con qué intereses financian la política en este país”, durante el tiempo restante de su mandato que concluye en septiembre de este 2015.

 

Velásquez envió un claro mensaje al gobierno del PP cuando declaró que los dos “grandes desafíos” de su gestión como Comisionado de la CICIG, serían investigar a las mafias que operan en aduanas y las fuentes de financiamiento de las organizaciones políticas. “Existen sustentadas evidencias de que grupos del crimen organizado están detrás de los partidos políticos”, declaró a la agencia EFE un diplomático cercano a la CICIG. Por su parte Biden, en su última visita a Guatemala, externó “el trabajo de organizaciones como la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) es muy importante” y agregó que su continuidad es un tema clave.

 

El PRESIDENTE

Empezando por el Presidente de la República, a Otto Pérez Molina se le ha criticado por la inversión en una lujosa construcción en la hacienda Zaragoza, en Chimaltenango, valuada en US$2 Millones. Una inversión que genera dudas si se toma en cuenta que en su declaración patrimonial de 2012, adujo tener un capital de Q.9 Millones.

Hacienda Zaragoza

Hacienda Zaragoza

 

LA VICEPRESIDENTA

Sin embargo, es de la Vicepresidente Roxana Baldetti de quien más casos han salido a la luz. Antes de asumir el cargo trascendió la compra de una casa en el complejo residencial de lujo Juan Salvador Gaviota, en Marina del Sur; luego se supo de la adquisición de la Finca La Montagna, en Tecpán, Chimaltenango, valuada en Q.25 Millones. A ello se sumaría una supuesta adquisición reciente de una casa en Pristine Bay, en Roatán, Honduras.

Finca La Montagna

Finca La Montagna

 

EL CANDIDATO

El precandidato del oficialismo no se queda atrás. Antes de verse vinculado a una red de corrupción y sobornos de la empresa brasileña Petrobras, ya se había dado a conocer que adquirió la Finca Fischer, de 15 caballerías, ubicada en las inmediaciones del Parque Nacional Yaxhá, en Petén. Esto, a pesar de que nunca obtuvo la respectiva autorización del Consejo Nacional de Áreas Protegidas.

Finca Fischer

Finca Fischer

EL SECRETARIO

Aunque de rango menor, la CICIG podría tener en la mira un caso que serviría para evidenciar toda una red de corrupción y de tráfico de influencias relacionado a las principales aduanas y puertos del país.

 

Además de las propiedades atribuidas a la Vicepresidenta, ha trascendido las adquisiciones realizadas en beneficio de Juan Carlos Monzón, su Secretario Privado, a quien varios diputados de oposición han señalado como el testaferro de Baldetti.

 

Publicaciones de prensa dan cuenta que Juan Carlos Monzón ha adquirido bienes raíces durante su permanencia en gobierno: una casa valorada en $850 mil dólares en el condominio Vistas del Ángel en Santa Catarina Pinula; la oficina 806 junto a 3 parqueos en el edificio Sixtino II; un terreno de 30 metros de frente por 40 metros de fondo frente a la playa de Monterrico, Taxisco, Santa Rosa; un inmueble de 1,558.90 metros cuadrados de construcción ubicado en el Lote 4 de Jardines de San Lucas II, en San Juan Sacatepéquez. La millonaria cantidad invertida en bienes inmuebles, la mayoría adquiridos a través de sociedades anónimas vinculadas a Monzón, no corresponden con el salario que devenga el Secretario Privado de la Vicepresidencia.

Vistas del Ángel

Vistas del Ángel

Tal vez este caudal podría tener su origen en la designación de Juan Carlos Monzón como el encargado de las operaciones de la Vicepresidenta en los principales puertos del país. Para cumplir con su misión, el Secretario Privado ha designado a diferentes operadores en la Empresa Portuaria Quetzal y en la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla (Empornac).

 

Del resultado de este caso de la CICIG podría depender la posibilidad de reproducir el modelo de una Comisión Internacional que busque combatir estos mismos grupos paralelos en otros estados de la región.

 

Veremos si la presión internacional doblega los intereses del oficialismo por sacar a la CICIG del país. Tal vez la clave se encuentra en el caso Monzón, quien pudiera ser para el Gobierno de Otto Pérez Molina, lo que Armando Llort, entonces presidente de Crédito Hipotecario Nacional, fue para el Gobierno de Alfonso Portillo: la puerta hacia la desmantelación de un aparato de corrupción incrustado en el Estado.

 

Comentarios


©Todos los Derechos Reservados 2015 | Perro Bravo SOY | Diseño y desarrollo web: VECLIX MEDIOS DIGITALES